sábado, agosto 13, 2016

Dios nos abandonó

Hoy no vemos en el cielo un ojo gigante mirándonos

En tiempos remotos el creador nos entregó el mundo, la vida y un manual para usarlo y luego se fue.

La Biblia es fuertemente utilizada como el documento que expresa la decisión divina de permitir a humanidad la autodeterminación. La circunstancia se han dado y por insistencia al final se nos concentió el libre albedrío. Pero no antes de insistir a las buenas y a las malas en las reglas que hay que cumplir. Muchas veces afectando a un solo individuo, obligandolo a reeditar su mensaje o renovar el contrato con la humanidad en actos impactantes como por ejemplo el diluvio universal y la crucifixión de Jesús etc.

Las leyendas e historias mundiales nos permite entender que en un tiempo Dios o los dioses caminaron entre nosotros y mantenían el orden promoviendo la bonanza humana para gobernar la tierra y luego de perder toda esperanza con nuestros antepasados e intentar eliminarlos prefirieron elevar el vuelo y vigilarnos a la distancia.

¿Dios esta allá? Arriba o entre nosotros recordándonos constantemente una leyes para no auto destruirnos de un golpe o por medio de la degradación de la especie. Algunas religiones dicen que si, mientras algunos pensadores han llegado a la conclusión de que estamos en medio de una maquina infinita de destilación espiritual.

Hoy no vemos en el cielo un ojo gigante mirándonos y erradicando en los pervertidos el pecado y desterrando a los perversos. No, solo estamos los humanos auto nombrándonos hijos de Dios, asumiendo su poder de perdonar o condenar.

Muchos esperamos el regreso del creador y tal vez encuentre una raza tan vanagloriada que se llegue a creer su igual.

Lea también El paraíso no existe



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Recuerda que es importante el respeto, te agradecemos tus ideas y comentarios.

Seguir por Email

Historias y cuentos

iNuestro

Archivo del Blog

Texto Fresco

URRBEL EN TU CASA

Periódicos Regionales